Millenials: una generación exigente y arriesgada

Muchos millenial, nacidos entre los 80 y los 90, llegaron al mercado laboral cuando la crisis económica golpeaba de lleno, lo que ha hecho que sus salarios sean mucho más bajos que los de generaciones anteriores. 

Y aunque destinan gran parte de ese dinero al pago de deudas, como el coche o la casa, se les ha denominado la generación YOLO (You Only Live Once) por su manera de vivir el presente sin pensar tanto en el futuro, como hacían sus padres.

El barómetro del CIS de 2018 revela que los jóvenes españoles ahorran un 17% de sus ingresos mensuales, una media de 155 euros. Unos pocos destinan parte de sus ganancias a uno o dos productos de ahorro, pero no cuentan con una gran formación en inversión y finanzas. Y es aquí donde encontramos el principal problema: La mayor parte de ellos invierten asumiendo mucho más riesgo que generaciones anteriores e incluso mayor del que ellos mismos podrían asumir.

 5 Tips financieros

Por eso, antes incluso de dar el paso de invertir, los millenials deberían tener en cuenta estos cinco tips :

  1. Manejar un presupuesto. Es recomendable utilizar la regla del 70-30: destinar un 70% del dinero a gastos obligatorios, como luz, teléfono, coche, etc. y el 30% restante, al ahorro, entretenimiento, tablet, gimnasio…
  2. Preparar un “colchón” económico para emergencias. Nunca se sabe cuándo van a llegar las “vacas flacas” o imprevistos como un móvil roto, por eso es bueno guardar cada mes una pequeña cantidad de dinero exclusivamente para eso.
  3. Ante los nuevos ingresos… ¡control! Puede ser que el salario aumente o algún mes determinado se logre dinero extra de otras fuentes, pero esto no tiene por qué suponer un incremento de gastos. ¿Por qué no invertirlo o ahorrarlo?
  4. El pago de deudas, siempre con la misma fecha. La cuenta bancaria permite emplear un débito automático para que, cuando llegue el pago de las facturas, se descuenten y así evitar que las deudas se acumulen.
  5. La jubilación/retirada hay que tenerla en cuenta. Es duro, pero la juventud no dura eternamente, y las posibilidades de cobrar una pensión pública en la jubilación son cada vez menores. Una buena forma de afrontar este problema es contratando un plan de pensiones, que permite realizar pequeñas aportaciones mensuales.

Perfil financiero del millenial

Así son financieramente los nuevos jóvenes:

-Tienen mucho “apetito” por ser un inversor arriesgado y obtener rentabilidades muy altas.

-Son activos, resolutivos, exigentes y sobre todo… impacientes. El mundo online les permite comparar entre entidades, y si la que han elegido no les aporta lo que ellos esperaban o la estrategia de inversión no es la que tenían en mente, “cortan” inmediatamente.

-Buscan el menor coste. El millenial se informa continuamente de las condiciones de su entidad financiera, teniendo en cuenta el cobro de comisiones y las ventajas fiscales. Después de comparar, se quedarán con la mejor oferta.

Pero, sobre todo, buscan que el sistema financiero sea lo más transparente y ético posible, ya que están muy concienciados con un compromiso social y sostenible.